¿Cómo hacer un mantenimiento correctivo de aires acondicionados?

El mantenimiento correctivo de aires acondicionados, consiste en corregir cualquier avería o falla que pueda presentarse en el equipo. ¿Quieres conocer cómo realizar un mantenimiento correctivo? Te lo explicamos a continuación…

¿Qué es el mantenimiento correctivo?

El mantenimiento correctivo consiste en realizar una serie de actividades, que ayuden a corregir averías o fallas que puede presentar el equipo, estas pueden ser una simple limpieza o el remplazo de piezas dañadas.

La peculiaridad de este mantenimiento, es que no está planificado, se aplica cuando el funcionamiento del equipo o sistema, se ve afectado. En la mayoría de los casos, la falla se presenta y no se cuenta con el personal apropiado, herramientas necesarias o el poder adquisitivo para realizarlo.

En algunas ocasiones, no se puede evitar llevar a cabo un mantenimiento correctivo de aires acondicionados, ya que estos pueden presentar una avería que necesita ser atendida a la brevedad. Sin embargo, mayormente este tipo de ajustes puede evitarse si se hace una planificación previa para un cuidado preventivo.

Mantenimiento aire acondicionado
Mantenimiento aire acondicionado

¿Qué incluye un mantenimiento de aires acondicionados?

Debemos tener presente que existen dos tipos de mantenimiento de aires acondicionados. Entre ellos tenemos el preventivo y el correctivo.  El primero se encarga de evitar cualquier tipo de complicación que pueda presentarse en el aparato y el segundo es cuando un elemento que conforma el aire debe ser reparado.

Si realizamos un cuidado preventivo, evitamos reparaciones o cambios de aires (según la complejidad de la falla). Sin embargo, existen diversas actividades que se deben realizar cuando hablamos de mantenimientos correctivos.  

Estas actividades, consisten en reparar o corregir las averías que presenta el equipo. Sin embargo, antes de realizar cualquier acción, es necesario examinar cada parte del equipo y hacer un plan de reparación más efectivo.

La corrección de aires puede causarse por diferentes motivos, las más frecuentes son:  

Sistema Mecánico

El sistema mecánico lo componen los factores externos de aire, las averías más comunes que puede presentar, son:

  • Falla de giro en el ventilador: Cuando se presenta este problema, es necesario repararlo de forma inmediata, ya que puede producir un sobrecalentamiento del sistema y, al mismo tiempo, el gas refrigerante no hace su proceso de cambio, ocasionando un mal funcionamiento en el aire.
  • Falta de arranque en el compresor: Cuando el compresor no arranca, puede dañar todo el equipo, por ello es importante hacer el mantenimiento correctivo lo más pronto posible. Esta falla puede ser causada por problemas en la bobina o el capacitador.

Las averías mecánicas son sencillas de detectar, mayormente puede realizarse mediante una inspección ocular, pero si no se le hace el mantenimiento correctivo adecuado, esto trae graves problemas para el aparato.

    Contacta con nosotros






    Sistema Eléctrico

    Las instalaciones eléctricas son una de las principales fallos en los equipos de ventilación, esto puede ocurrir por una mala conexión o problemas en la unidad interna. Las más frecuentes son:

    1. No enciende el equipo: Cuando nuestro aire no prende, puede deberse a varios motivos, como una mala conexión de la fuente de energía, la tarjeta electrónica está dañada o los cables de conexión interna estén mal instalados o dañados.
    2. Falla en el sensor del termostato: Cuando el termostato se encuentra averiado, el equipo no logra graduar la temperatura que el usuario le exige, además, el equipo puede apagarse en diversas ocasiones.  

    Estas son algunas de las averías del sistema eléctrico que requieren de un mantenimiento correctivo.

    Instalación de tuberías

    Debemos recordar que un equipo de ventilación, consta de un sistema de tuberías, unas de desagüe y otras en el sistema de refrigeración. Las más frecuentes son:

    • Fugas: Es muy frecuente que en las instalaciones del aire acondicionado puedan presentarse fugas, cuando esto ocurre, se pierde gran cantidad de refrigerante y, a su vez, dañan los otros componentes que trabajan con él.
    • Diseño incorrecto de tuberías: Cuando se realiza una instalación errónea, afecta directamente a la temperatura del refrigerante. Para descartar esta posible falla, es necesario hacer una medición y la misma, debe realizarse cuando el refrigerante en estado gaseoso pasa a través de la tubería. Al momento de hacer la medición, esta debe marcar entre cinco a seis grados Celsius. Si los valores obtenidos están fuera de ese rango, es necesario realizar un nuevo diseño y recargar el equipo con refrigerante.
    • Sistema contaminado: En algunas ocasiones, el equipo puede presentar contaminación en su sistema interno. Esto se debe a que el refrigerante es de mala calidad y afecta el sistema, dando inicio a filtraciones de aire húmedo. También puede presentarse esta avería, cuando se instala el equipo con piezas mojadas.
    • Exceso de refrigerante: Una de las actividades más frecuentes a la hora de hacer un mantenimiento correctivo de aires acondicionados, es medir la presión, cuando esta se presenta muy alta, es debido al exceso de refrigerante en el equipo. Cuando esto ocurre, solo hay que bajar los niveles del gas y el equipo funcionará correctamente.
    • Goteo en el panel frontal: Todo aire cuenta con un sistema de desagüe, correspondiente a una manguera delgada. Algunas veces, el agua no sale por el sistema de desagüe y esta puede caer en las áreas donde el aire está instalado, causando problemas de humedad y mal olor. Si esto ocurre, es necesario realizar un cambio de tubo o limpiarlo adecuadamente.
    mantenimiento correctivo
    mantenimiento correctivo

    Estas son algunas de las actividades para el arreglo de aire acondicionado, que pueden frecuentarse para este tipo de mantenimiento.

    ¿Por qué hacer un mantenimiento correctivo?

    El mantenimiento correctivo de aires acondicionados, es de uso obligatorio cuando el aparato presenta un mal funcionamiento. En algunos casos, implica solo el cambio de una pieza o realizar una limpieza, no necesita tanta planificación y va directo al punto de afectación.

    Garantiza la productividad del equipo, además que es rápido en aplicar y económico. Hacer uso del manteamiento correctivo, es la mejor alternativa en las averías que presentan los equipos de ventilación, ya que algunos usuarios consideran que, en ciertas ocasiones, es más barato que la planificación de mantenimiento preventivo.

    A %d blogueros les gusta esto: